Se aprobó proyecto de ley de aborto libre en Irlanda

0
482

El Senado irlandés aprobó el proyecto de ley sobre el Reglamento de Terminación del Embarazo después de nueve horas de debate.

Esta nueva ley permitirá el aborto a demanda hasta la duodécima semana de la vida del niño por nacer, hasta la edad de “viabilidad” si se cree que el nuevo ser a concebir provoca un riesgo para la vida o la “salud”  de su madre o si el niño corre el riesgo de tener una “anomalía fetal” que podría provocar su muerte natural antes o dentro de los 28 días después del nacimiento.

Cabe destacar que el ministro de Salud de Irlanda, Simón Harris, quien rechazó las 63 enmiendas al proyecto de ley, manifestó su  total acuerdo  con dicha norma calificando la aprobación del proyecto de ley como un “momento histórico”. Después de esta aprobación solo faltaría la firma del presidente de Irlanda, Michael D. Higgis, para convertirse en ley.

Como repuesta frente a tal aprobación, las enfermeras y las parteras de Irlanda indicaron, por medio de un comunicado de prensa, que se trata de un “marcado” contraste con la aprobación que se dio en Ohio de una de las leyes provida más protectora de los Estados Unidos.

La ley que se aprobó en el Senado de Estados Unidos tiene por nombre «latidos del corazón», que prohíbe el aborto cuando se detecta un latido. Las enfermeras manifestaron el contraste de cómo de un día para otro se aprueban leyes que van en contra de la la vida. Es por ello que declararon lo siguiente:

“Ayer, en Ohio, el Senado aprobó el proyecto de ley de latidos del corazón que prohíbe el aborto cuando se detecta un latido»,  «Hoy en Irlanda, el Senado aprobó el proyecto de ley de aborto que permite el aborto hasta el nacimiento y en las primeras 12 semanas sin restricciones».

También, mostraron lo que en conjunto enviaron: enmiendas sobre dicho proyecto de ley, las cuales fueron rechazadas e ignoradas. Por tal motivo, manifestaron su malestar:

«Se rechazaron las enmiendas sobre la exclusión de la discapacidad y el sexo como motivo para el aborto, la administración del alivio del dolor en los abortos tardíos, la eliminación digna de los restos, la ecografía previa al aborto, la notificación a los padres de niños menores de 16 años y la libertad de conciencia. El contraste no podría ser más marcado”

Manifestaron las enfermeras y las parteras de Irlanda

Frente a esta situación del aborto, el grupo manifestó su preocupación por los derechos de conciencia de las matronas, médicos y farmacéuticos que deciden no participar en abortos.  Es así que quinientas enfermeras y parteras provida trataron de reunirse con el ministro de Salud y el líder de la oposición, Michael Martin, lo cual no tuvo éxito. Asimismo, las autoridades tuvieron una actitud continua de ignorar a las enfermeras y parteras por dar prisa a la aprobación de este proyecto, a pesar de las advertencias que se dio sobre la seguridad de los colegas obstetras.

«Entramos en nuestras profesiones para salvar vidas [,] no para acabar con ellas».

Declararon los obstetras de Irlanda

Cabe destacar que los obstetras manifestaron su compromiso como profesionales que se deben a sus pacientes de la siguiente manera:

«Continuaremos cuidando a nuestros pacientes de manera compasiva y comprometida, pero no participaremos en procedimientos médicos destinados a poner fin a la vida de un ‘feto’ que es moralmente objetable y una afrenta a nuestras creencias sobre la santidad de la vida».

Como respuesta a esta afirmación el ministro de Salud indicó en Twiter que cree que los embarazos con problemas y el estigma del aborto serán eliminados por la nueva ley, así como también recordó lo sucedido hace 200 días en Irlanda cuando los ciudadanos votaron a favor de derogar la Octava para que se pueda cuidar a las mujeres con compasión. Haciendo alusión a lo ocurrido, actualmente, manifestó el ministro:  “Hoy hemos pasado la ley para hacer esto una realidad. Un voto para terminar los viajes solitarios [a Inglaterra o Escocia para abortar], terminar con el estigma y apoyar las elecciones de las mujeres en nuestro propio país”.

Esta declaración causó impresiones en varios usuarios de Twitter, criticándolo por la actitud de complacencia frente a tal aprobación y lo acusaron de no cumplir con su deber de Ministro de Salud.

Dentro de los ciudadanos está una mujer llamada Mary que le refutó por redes sociales: «Tuviste la oportunidad de poner los embarazos en crisis en la parte superior de tu agenda». Así como ella, muchos ciudadanos manifestaron su repudio y señalaron la mala gestión que realiza como ministro. Tomemos como ejemplo una respuesta a ello: «No estoy seguro de por qué reclamas un logro tan personal en el voto de la gente, mientras que muchos languidecen en la miseria en tu servicio de salud, realmente confundido», escribió Toby.

Como ya se afirmó en alusión a la Octava Enmienda de la Constitución de Irlanda, la cual afirma el derecho a la vida tanto de mujeres embarazadas como de sus hijos no nacidos, más de dos tercios de los votantes solicitaron su derogación durante el referéndum nacional que se llevó a cabo en el mes de mayo. Luego de conocer los resultados, los que defienden la vida o aquellos que se denominan provida denunciaron que muchos de los votantes que marcaron a favor de la derogación fueron engañados en cuanto a sus implicaciones y que los votantes más propensos a votar en contra de la anulación, por ejemplo, las comunidades de monjas, se dieron de baja de la votación.


¡Clic aquí para solicitar nuestros artículos por WhatsApp! 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here