Arzobispo denuncia la burla contra la fe católica en los desfiles LGBT

Mons. Marek Jędraszewski, arzobispo de Cracovia, ha denunciado las actividades en torno al Orgullo gay, en el que se incluye una parodia de la Eucaristía.

0
1245

Durante su homilía en la Catedral de Cracovia en la Solemnidad de Pentecostés, el arzobispo ha asegurado que «los desfiles de la Igualdad (ndr: así se llaman en Poloniano son solo una negación completa de la belleza del hombre mismo como varón y mujer, de su humanidad. El último de estos tipos de eventos publicitados por los medios de comunicación y organizados en Gdansk y Varsovia se han convertido también en una ocasión para burlarse de la Eucaristía, que es lo más sagrado para los católicos»

El Desfile de la Igualdad recorrió las calles de Varsovia el sábado. En la parte del evento llamada Equality Town, se celebró una parodia de la Misa, dirigida por Szymon Niemiecka, un activista de la comunidad LGBT y clérigo de la secta autodenominada Iglesia Católica Ecuménica. Uno de los hombres que lo acompañaban en la ceremonia tenía un colador en la cabeza. Un vídeo del acto apareció en Internet y provocó la indignación de políticos y medios de comunicación conservadores, que aseguraron que era una acto burlón y ofensivo contra los sentimientos religiosos.

Exigen tolerancia para ellos que no tienen para los católicos

Mons. Jedraszwewski denunció que este tipo de desfiles «se han convertido en verdaderas sesiones de desprecio y odio.  Por lo tanto, pregunto a todos los responsables de nuestra vida social y nacional: ¿dónde hay espacio en estos desfiles para la tolerancia que sus organizadores tienen constantemente en sus labios y que exigen para sí mismos? ¿Es la tolerancia una forma de poder burlarse de los creyentes y hacerlo públicamente y con impunidad?» –

El portavoz de la Conferencia Episcopal de Polonia, Paweł Rytel-Andrianik, apoyó las palabras del arzobispo y denunció que «estos eventos tienen evidentes signos de blasfemia». Y añadió:

«En una sociedad en la que hay respeto por todos, no puede consentirse que se insulte a Dios y los creyentes. Si eso es la tolerancia, entonces los discursos sobre la tolerancia no tienen ningún valor».

Artículo original de Infocatólica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here