El Cardenal Müller responde sobre la conducta que deben adoptar los sacerdotes frente a los obispos que exigen la comunión protestante.

El Cardenal Müller, ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, resaltó que los clérigos deben rechazar las órdenes de aquellos obispos que mandan realizar tales acciones sobre la comunión a los protestantes, manifestando que “desobedecen con razón” a dichos prelados.

La respuesta del Cardenal se dio a partir de las declaraciones erróneas que dio German Bp. Esta manifestación dio espacio a que Felix Genn, jefe de la Diócesis de Münster, haga publico, el 20 de noviembre, una guía pastoral con nuevas directivas presentadas por los obispos alemanes a inicios de este año, los cuales se abre paso a que las esposas protestantes de los católicos puedan recibir la Comunión. En estas circunstancias Genn dio respaldo a estas nuevas directivas afirmando lo siguiente: “Como cuidadores pastorales, no tenemos el derecho de permitir o negar el acceso a la Eucaristía. Es irreconciliable, estrictamente, negar la Sagrada Comunión”.

En tales circunstancias el Cardenal Muller advirtió a LifeSiteNews, que cualquier prelado que propaga la herejía subvierte su propia autoridad:

“Los obispos minarían su autoridad, si exigieran obediencia a las violaciones contra la ley moral natural y las falsas enseñanzas en cuestiones doctrinales y morales”, dijo Müller. Frente a estas situaciones, agregó que “cada católico, y especialmente cada pastor, tiene la obligación, como San Pablo hacia San Pedro, de” resistirlo abiertamente, porque se lo debe culpar”.

Un ejemplo claro se da cuando “el ex arzobispo de Washington, McCarrick, exigió realizar actos inmorales tanto a seminaristas y sacerdotes abusando de su poder para recompensar o castigar a las personas“, declaró Müller. “Sería tan grave si un obispo, haciendo referencia a la “obediencia religiosa”, que los sacerdotes y fieles de su diócesis le deben, les exija un anuncio y un cuidado pastoral que se desvíe de la “verdad de los evangelios“.

La Sagrada Comunión solo puede ser recibida dignamente por un cristiano bautizado que esté en plena comunión con la Iglesia Católica en su Credo (= doctrina), sus Sacramentos, y el Papa y los obispos.

La situación se torna preocupante por que “Algunos obispos son liberales“, es decir, que no siguen la recta doctrina, se tornan relativistas, los cuales también actúan de manera autoritaria frente a los católicos que viven su fe de una manera correcta, ortodoxa y ello genera amenazas y castigos.

Uno de los problemas que hoy se da en la iglesia es la “secularización”, y este proceso lleva a las victimas a la invasión de la herejía y debilita su capacidad para defender la Fe. Esta derivación doctrinal se debe a este problema, según el Cardenal Müller.

De la misma manera, el Cardenal manifiesta que: “Los obispos alemanes”, “con su folleto relativo a la Comunión para los cónyuges protestantes, que ha sido elaborado de manera teológicamente defectuosa, superaron claramente su competencia magisterial, como ha declarado la Congregación para la Fe con la aprobación del Papa Francisco…

Se debe evangelizar y mostrar la importancia de la eucaristía en los católicos, sobretodo mostrar la importancia de tener pleno conocimiento de este sacramento que va precedido por la confesión, el bautismo. No se puede dar otro significado que no sea según la recta doctrina católica a la Eucaristía.

Por tanto, “Un obispo que impone penas a los sacerdotes que lo desobedecen con razón en este caso“, agregó, “abusa de ello de manera grave de su autoridad apostólica y tiene que responder ante un tribunal eclesial superior del Papa“.


¡Clic aquí para solicitar nuestros artículos por WhatsApp! 

1 COMENTARIO

  1. Comprendo su postura; sin embargo, debemos continuar el diálogo sobre base ecuménica para lograr solidaridad cristiana.
    Cristo vino a redimir a TODOS.

DEJE UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí por favor