El estado de Hawái ha reconocido que su intento de obligar a los centros pro-vida y las iglesias a publicitar su agenda de abortos es inconstitucional.

Según el fallo emitido  este jueves por la Corte del distrito de Hawái  los centros pro vida de este estado no están obligados a dar referencias sobre lugares que financien o practiquen el aborto.

En julio de 2017 el gobernador demócrata David Ige  logró introducir la Ley 200 que obligaba a todos los centros asistenciales del estado a entregar boletines promocionando el aborto; en estos se podía leer: “El estado de Hawái provee de manera gratuita o a un bajo costo servicios de planificación familiar” e incluía una dirección web y número telefónico de centros que facilitan el aborto y métodos anticonceptivos.

Los centros que se negaran a repartir estos volantes eran castigados con una multa de $500 en la primera falta y posteriormente $1000 por cada vez que fueran denunciados por no proporcionar información que facilite estas actividades en contra de la vida.

El Instituto Nacional de Defensores de la Vida y la Familia (NIFLA) apeló esta ley en nombre del hospital  Calvary Chapel Pearl Harbor ubicado en Waipio. En última instancia, el tribunal falló a su favor y el juez Derrick K. Watson ordenó derogar la sección de la ley sobre discurso obligado citando específicamente tanto la Constitución de los EE. UU. Como el fallo de la Corte Suprema  que emitió este verano invalidando una ley similar en California como una violación de la libertad de expresión.

“La ley de Hawái fue particularmente atroz. No sólo por forzar a centros de embarazo pro vida a promover el aborto, sino también porque obligó a una iglesia a que divulgara este en el interior de su edificio”, dijo el presidente de NIFLA, Thomas Glessner. “El estado de Hawái ha reconocido que su intento de obligar a los centros pro-vida y las iglesias a publicitar su agenda de abortos es inconstitucional. Este caso constituye una gran victoria para la libertad de expresión y la libertad de religión”.

“Los centros pro vida sin fines de lucro de Hawai ofrecen recursos prácticos gratuitos, información y apoyo emocional a las mujeres, sin importar qué opciones tomen estas”, agregó el pastor de Calvary Chapel Pearl Harbor y presidente de Place for Women, Derald Skinner. “Estamos agradecidos de que el estado haya retrocedido en su ataque inconstitucional a nuestro ministerio. Nuestras puertas permanecerán abiertas y continuaremos ofreciendo amor, cuidado y compasión a todas las mujeres y sus pequeños bebés en nuestra comunidad “.

La Alliance Defending Freedom también argumentó que la Ley 200 no solo era inconstitucional, sino que violaba las enmiendas federales de Weldon y Church, que prohíben la distribución de dinero federal a cualquier agencia o programa federal o estatal que discrimine a las entidades de salud que se nieguen a involucrarse en el aborto.

Hawái depende de la ayuda federal para el 22.8 por ciento de sus ingresos generales, según el análisis más reciente de la Fundación de Impuestos no partidista.


¡Clic aquí para solicitar nuestros artículos por WhatsApp! 

Comenta desde Facebook

, , ,
Editorial Traditio Invicta

Somos fieles católicos cuya militancia gira en torno a la instauración del Reinado Social de Cristo, o sea la civilización cristiana, austera y jerárquica, fundamentalmente sacral, antiigualitaria y antiliberal. Tal como lo manda nuestra Santa Iglesia.

También podría interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *