Con la derogación de la protección constitucional del nonato, Irlanda anuncia abortos gratuitos ignorando su pésima cobertura del servicio de salud pública

A tan solo un día de que la protección constitucional Irlandesa del no nacido fuera desechada, como resultado de la aprobación del referéndum del presidente Michael D. Higgins, el ministerio de Salud, encabezado por Simon Harris, declaró que el aborto formará parte de los servicios de salud gratuitos.

En este sentido el ministro Harris aseveró:  “Sí, es mi intención que los servicios sean gratuitos, he dicho desde el principio que no quiero que el costo sea una barrera, porque si el costo es una barrera, se llega a una situación en la que sucede una de dos cosas, se desarrollan clínicas de aborto o habrá gente teniendo que viajar para tal efecto”

Además agregó: “Quiero que (los servicios de aborto) se proporcionen como parte de nuestro sistema de atención médica, nuestro sistema público de atención médica y parte de nuestro sistema de atención médica primaria”. Según fuentes, el servicio de aborto se incluirá en el presupuesto del próximo año.

En contraste se tiene que cerca del  70 por ciento de la población tiene que pagar tarifas por servicios de salud, por ejemplo un viaje por un accidente o emergencia cuesta alrededor de 100 euros  y una estancia en el hospital cerca de 80 euros. Sin embargo el aborto estará disponible de manera gratuita, hasta las 12 semanas de embarazo.

El anuncio provoca gran indignación al respecto sobre la ya saturada capacidad del sector salud, por su parte la Organización irlandesa de Enfermeras y Parteras llevaron a cabo una protesta  para denunciar los bajos niveles de personal y las condiciones prevalecientes de hacinamiento en los hospitales; uno de los dirigentes de esta organización se refirió a la existencia de una  “crisis casi permanente en los hospitales irlandeses”.

Al respecto hubo varios señalamientos sobre la priorización de la agenda abortista por sobre problemas de salud altamente demandantes.
Wendy Grace escribe en Irish Independent: “Por lo tanto, para un procedimiento vital, efectivo y no médicamente necesario, el costo ‘no será una barrera’, sino cuando se trata de 25 niños que sufren de Atrofia Muscular Espinal (AME) y una necesitan una medicina que salve vidas, bueno, esta vez, el costo es una barrera. Imagino que la mayoría de la gente preferiría que sus impuestos se gastaran en salvar vidas de niños enfermos o en asegurarse de que los pacientes con cáncer no tengan que gastar 75 euros cada vez que necesita quimioterapia, que en abortos gratis”.


¡Clic aquí para solicitar nuestros artículos por WhatsApp! 

Comenta desde Facebook

, ,
Editorial Traditio Invicta

Somos fieles católicos cuya militancia gira en torno a la instauración del Reinado Social de Cristo, o sea la civilización cristiana, austera y jerárquica, fundamentalmente sacral, antiigualitaria y antiliberal. Tal como lo manda nuestra Santa Iglesia.

También podría interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *