Junto a sus cuatro “expertos” sostiene que la Catedral en mención nunca fue propiedad de la Iglesia Católica, una afirmación sin respaldo histórico.

Estos “expertos” fueron elegidos  «ad hoc» por el mismo Ayuntamiento de Córdoba, de corte izquierdista, que pretende incluso  recurrir al Tribunal Constitucional (TC) para la inmatriculación del monumento que se llevó a cabo en 2006.

Respecto al análisis histórico, el informe indica que la Mezquita de Córdoba «carece de antecedentes cristianos documentados», se origina como un proyecto arquitectónico «ligado a la dinastía Omeya» y fue un edificio de propiedad «estatal a lo largo de todos los siglos de Al-Ándalus».

Añade que, tras la conquista de Córdoba por Fernando III en 1236, el edificio «continua ligado al Estado», en este caso «a la Corona de Castilla», y existen «numerosos indicios» que llevan a pensar que «no se produjo una donación» del monarca a la Iglesia.  Desde un punto de vista jurídico, al tratarse la Mezquita-Catedral de un «bien público», no es posible que la Iglesia «apele al mecanismo de usucapión» (adquisición de una propiedad mediante su ejercicio durante el tiempo previsto por la ley), ya que la «posesión pacífica y continuada no es suficiente en este caso para demostrar la propiedad».

Frente a esto,  El Cabildo del templo catedralicio ha recordado en un comunicado que «el Conjunto Monumental Mezquita Catedral es propiedad de la iglesia desde 1236».  En 2014 la Dirección General de Patrimonio del Ministerio de Hacienda señaló en un informe que el Conjunto Monumental Mezquita Catedral de Córdoba no consta en el inventario de Bienes y Derechos del Estado. En ese sentido, la Dirección General de Patrimonio recoge lo siguiente «la Abogacía del Estado ya señala que nadie cuestiona que Fernando III el Santo, tras la conquista de Córdoba en el año 1236, decide que la Mezquita sea consagrada y convertida en Catedral de la ciudad, y desde entonces la Iglesia es quien gestiona la misma, si bien colaborando con la misma en su conservación y mantenimiento, ya en la época moderna tanto el Estado como otras administraciones públicas, y ello dada su condición de bien de patrimonio histórico (…) así resulta de otros documentos incorporados al expediente del Convenio de Colaboración suscrito entre la Junta de Andalucía y el Cabildo Catedralicio el 19 de diciembre de 1991, en el cual se reconoce al Cabildo como titular del monumento, que se cita como ´Catedral de Córdoba, antigua Mezquita».

Resultado de imagen para catedral de cordoba
Vista de la Catedral – mezquita de Córdoba

Más de cuarenta expertos contra los cuatro del ayuntamiento

Profesores universitarios, catedráticos, académicos e investigadores de toda España, casi todos de Historia Medieval y que suman más de cuarenta, han mostrado su «desacuerdo» con los argumentos históricos que la comisión municipal de expertos encargada por la ciudad de Córdoba -y en la que participaba la vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo- ha expuesto contra la titularidad por parte de la Iglesia de la Mezquita-Catedral.

A través de un manifiesto han sostenido que el informe del Ayuntamiento cordobés «carece del mínimo rigor exigible a supuestos expertos en estas materias». «No es fácil -arranca el texto- dar respuesta de manera sencilla y breve al contenido histórico del informe encargado por el Ayuntamiento de Córdoba a un pequeño número de supuestos expertos para dictaminar acerca de la propiedad de la Catedral o Mezquita-Catedral de esa ciudad».

Los firmantes reconocen que no es su «misión intervenir en esta cuestión desde el ángulo jurídico, mucho menos desde el político» y descartan «enjuiciar las motivaciones últimas de esta Comisión municipal», si bien difieren de «los argumentos de carácter histórico» y aseguran que se ven obligados a «denunciar de forma pública la utilización que el informe pretende hacer de la Historia, aprovechándose del prestigio obtenido por los verdaderos cultivadores de nuestra disciplina, tanto de la Edad Media española como, muy especialmente en este caso, de la andaluza», continúa el texto, que reconoce que la Mezquita-Catedral«incontrovertiblemente ha sido un templo católico durante los últimos ochocientos años, sin contradicción de ninguna administración ni poder público».

En este sentido, sostienen los firmantes que no pueden «permitir que se afirme que el edificio no ha pertenecido o que ha dejado de pertenecer en algún momento a la Iglesia católica», y afinan que es así «desde el mismo momento de la conquista de la ciudad por Fernando III de Castilla y León en 1236».

«Dar por buenas las afirmaciones de la Comisión municipal tendría el inopinado efecto de convertir inmediatamente en meramente falsos o extender la duda sobre múltiples hechos y procesos que positivamente conocemos de la historia medieval de Córdoba», reflexionan.

Para terminar, lamentan que la Comisión municipal haya «pretendido servirse» de la historia «para ofrecer cobertura a disputas ideológicas o de intereses», unas «irresponsables maniobras» que pueden confundir a la opinión pública.


¡Clic aquí para solicitar nuestros artículos por WhatsApp! 

Comenta desde Facebook

, , , ,
Editorial Traditio Invicta

Somos fieles católicos cuya militancia gira en torno a la instauración del Reinado Social de Cristo, o sea la civilización cristiana, austera y jerárquica, fundamentalmente sacral, antiigualitaria y antiliberal. Tal como lo manda nuestra Santa Iglesia.

También podría interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *