Adecuando el intelecto a la realidad